En Francia, los estudiantes de cualquier nacionalidad se benefician de una ayuda específica del Estado para alojarse. Francia es el único país de Europa que ofrece tal dispositivo.

Al igual que los estudiantes franceses, los estudiantes extranjeros pueden beneficiarse de la ayuda para el alojamiento estudiantil, creada para mitigar el precio elevado del alojamiento en Francia. 

Esta ayuda se calcula en función del arriendo y de los ingresos del estudiante: su asignación no es automática y el monto se calcula caso por caso.

Para beneficiarse de la ayuda para el alojamiento, asegúrate de cumplir con los tres requisitos siguientes:

  1. Disponer de un alojamiento para poder indicar tu dirección y el monto del arriendo
  2. Estar inscrito al régimen obligatorio de Seguridad Social estudiantil
  3. Tener una cuenta bancaria en Francia, ya que el subsidio se paga directamente al beneficiario cada mes.


En el caso de un co-arriendo, los co-arrendatarios pueden recibir un subsidio de alojamiento a condición de que sus nombres figuren en el contrato de arriendo. Cada uno presenta entonces una solicitud individual. En cambio, las parejas no presentan sino que una sola solicitud.

La solicitud de ayuda se debe realizar directamente en el sitio web de la Caja de Subsidio Familiar, "Caisse d'allocation familiale" (CAF), durante los tres meses siguientes a la llegada al alojamiento correspondiente.